Crónica de una muerte anunciada

diciembre 11, 2009


Jueves 10 de diciembre de 2009, la una y media de la tarde, hora de Berlín, el presidente Barak Obama recibe el premio Nobel de la Paz en Estocolmo y en España Amainetu Haidar entra a su vigésimo quinto día de huelga de hambre, con una dignidad que conmueve, un pañuelito en la cabeza y dos pares de cojones, para decir que vuelve a su casa viva o muerta, para estar con sus hijos, viva o muerta, dejándoles además en caso de no poder volver a abrazarlos, el recuerdo de alguien qué debido a que no tiene poder sobre las armas, como nuestro Mr. President, de todas formas no renuncia a la dignidad de mantener su identidad. La existencia de “su país” está en duda desde 1975 y según las Naciones Unidas el Sahara Occidental sigue siendo territorio español. Al final de cuentas hablamos de la última colonia e internacionalmente no están reconocidos los derechos del reino de Marruecos sobre esa porción de tierra.
“Uno no siempre hace lo que quiere/ no siempre puede/ pero siempre tiene el derecho de no hacer lo que no quiere” dice un verso de Benedetti. La situación en Europa es tan urgente que una persona está a punto de morir en un aeropuerto, una mujer musulmana, y los “intelectuales de izquierda en el mundo civilizado" han vuelto a pedirle a un Rey que intervenga, demostrando así que la confianza en la democracia, pues mire usted, también en Europa lentamente resulta inquietante. El sistema es incapaz de reaccionar ante la urgencia, la Comunidad Europea sólo ha estado en condiciones de emitir un comunicado de 25 líneas sobre el conflicto que se ha desatado y lentamente parece que los españoles, igual que antes nomás están solos con su historia. ¿La pregunta es si quieren olvidarla? ¿Cuál es el precio del progreso en medio de la crisis?
La Comunidad Europea de momento es una unión comercial en la que la dimensión humana no se contempla del todo y corre el riesgo de sucumbir a ideas extremistas. El referéndum en Suiza de hace dos semanas, en el que la mayoría de la población voto a favor de que los musulmanes construyeran sus iglesias sin campanarios, es un ejemplo del desarrollo que están tomando los acontecimientos desde que se ha impuesto la lógica de que la guerra a veces es la única alternativa para salvaguardar la paz. El delirio de seguridad que sufre la población hace que incluso noticias extremas, como la de la activista saharahui, sean apenas seguidas por la prensa en la mayoría de los países de la Unión. El mundo entero ha preferido concentrar su atención en el discurso de Mr. President y la guerra de Afganistán. Mientras tanto una mujer musulmana está a punto de morir de inanición en nombre de la democracia, simbólicamente en un aeropuerto, para poner al descubierto los abusos que sufren los habitantes de algunos países en el mundo y en lugar de tomar una posición clara y unánime, las instituciones que ha creado el sistema, esas que supuestamente garantizan espiritualmente que el uso de las armas está justificado, son incapaces de reaccionar en 25 días frente a un socio comercial estratégico y supuestamente demócrata, o sea Marruecos. El gobierno de José Luis Rodrigues Zapatero tiene las manos atadas, así que el jueves varios cientos de estudiantes, artistas e intelectuales españoles le pidieron al Rey Don Juan Carlos que hablara con su primo el Rey Mohamed para conseguir un salvoconducto que le permita a Amainetu Haidar retornara a su hogar, al lado de sus hijos, a pesar de ser una disidente política. Intelectuales occidentales de la talla de Günter Grass, Mario Vargas Llosa, José Saramago o Darío Fo, que de costumbre están a siglos luz de las casas reales, han secundado la moción y es que, si vamos a continuar con nuestra misión evangelizadora obligando a palos a que la gente sea demócrata, tenemos que tener la decencia de respaldar objetivamente la democracia, si no lo hacen nuestras instituciones pues que lo haga el rey. El Sahara Occidental es un conflicto de occidente y la lucha de los independentistas saharauis fue una bandera de la izquierda española en los años 70 y 80, luego pasó al olvido. Eso si, nadie pone en duda que su historia juega un papel en la creación de la identidad de la España democrática, en las bases de ese Estado que hoy por hoy se reconoce a si mismo como mediador y humanitario, además de profundamente cristiano. Prueba de ello es la resolución que el martes 15 de diciembre aprobó el parlamento de ese país, con abstención del Partido Popular, en la que vuelven a reconocerse el derecho de autodeterminación del territorio y la responsabilidad histórica de España, una resolución sin consecuencias ya que el ejecutivo no puede reaccionar sólo al conflicto con un socio estratégico de toda la EU y que le ha valido al gobierno de Zapatero ser considerado por medios de comunicación como la Cadena Ser de esquizofrénico.
El miércoles 16 Haidar entró a trigésimo primer día de ayuno voluntario y a la sala de terapia intensiva del hospital de Lanzarote sin que se produjeran cambios ni en su situación ni en su determinación, sigue negándose a recibir alimentos, a cambio narcóticos para frenar los dolores que produce morir de inanición, lleva dos días vomitando sangre. Desde Rabat el discurso oficial del gobierno marroquí no reconoce la situación de la activista como algo humanitario, dado que España le ha ofrecido asilo y una serie de comodidades, a cambio de que abandone la medida de presión. El Parlamento Europeo después de horas de discusión por fin se puso de acuerdo en una resolución en la que se pide a Marruecos, tan diplomáticamente que conmueve, que asuma los compromisos internacionales que hacen que sea considerado como un país democrático y por tanto, como un socio aceptable de la Unión. Al final de cuentas la guerra que escupe desde hace años cadáveres a cuenta gotas, está justificada en nombre de los ideales abalados por esos compromisos. Jueves 17 de diciembre, la resolución que debería haber sido votada por los parlamentarios ha sido retirada del pleno europeo por los propios jefes socialistas, para sorpresa de los parlamentarios rasos. Al cierre de esta nota todos estamos a la espera de que se produzca un milagro.

6.12.2009

diciembre 07, 2009



con el fin de las noticias
en la radio
cae la culpa
entumeciendo los huesos

conciencia –dicen que se llama
este grillete-

conciencia repite la voz
en lo profundo
y quizá nos refiramos a un
trastorno bipolar de la personalidad
donde se esconde la culpa
así la diagnostican en los tiempos postmodernos
y ahí está
la culpa

una piedra atada al cuello

culpa
de haber nacido en un lugar
cómodo y caliente

culpa
de la cruz y el alfabeto

culpa
de las palabras que
arman el discurso y
se entretienen
construyendo una identidad
que no existe
que ha demostrado fracasar
en la razón del plural al que
tratamos de ceñirla

culpa
con zapatos de tacón
y zarcillos

culpa
de corbata y gomina
en el pelo

culpa
de empleado público
paseando sus actas
como un prontuario
por las calles del centro

culpa
de colegios privados
con jardines

culpa
de los pobres de espíritu
que ahorran para operarse las tetas
mandar a cerrar sus parcelas
vigilar sus barrios
matar a los intrusos
que mancillan la apariencia
de civilización intacta
-el brillo de la superficie-
los chalets con servicio domestico
detrás de los que se
acumula la culpa
culpa de no querer mirar al otro
en toda su dimensión humana

conciencia –dicen que se
llama este grillete-
conciencia repite la voz
y sangra la carne por la ingle

a la distancia
se gangrena
toda una generación

estamos en la guerra
ante la oportunidad
de salvar el alma
de la culpa
sin pastillas
librarnos de
la culpa
que se ha acumulado
en las piedras de nuestras iglesias
la barbarie de nuestra fe

mata al padre
pégale un tiro de gracia
ahorca al padre
lapida al padre
y al papa con su sombrero de prada
y sus zapatitos gucci
a ese también

una cruz para el cordero del hombre
que nos limpie de la culpa

una cruz para el caudillo
en medio de un vals de Strauss
con cruces andinas

una cruz para los ciegos
guiados por sus miembros
que cumplan con su destino
y que se inmolen
cerrando el pico
de una puta vez.

"Schönheit, Dich will ich preissen", Georg Greosz, Acuarela, Alemania 1919.

La cicatriz del mundo

noviembre 11, 2009


Poco antes de esa madrugada fría en otoño, hace 20 años, la República Democrática Alemana festejó su último aniversario. Heinrich Hoenecker, el entonces jefe de Estado, dio su último discurso ante el pueblo en Berlín del este y por última vez los tanques desfilaron por la Karl Marx Allee. La RDA había cumplido sus primeros y últimos 40 años. En Leipzig, Dresden y Berlín las protestas por más libertad personal y de prensa habían empezado y en la frontera húngara ese verano, los primero disidentes alemanes comenzaron a abandonar el país en masa. Se resquebrajaba la Cortina de Hierro y la tierra miraba atónita sin creer realmente que lo que sucedió, sucedería. El Muro no era otra cosa que la prueba física de que el mundo estaba partido en dos y su presencia se extendía como una sombra entre los habitantes de occidente. Dentro de nuestra cultura, los países estaban igual de partidos. El Muro no es otra cosa que el símbolo del absurdo dentro del pensamiento lógico occidental y nos mantuvo bajo la amenaza de una guerra nuclear durante décadas. Las consecuencias de la Guerra Fría se dejan sentir en todos los continentes, las vivimos aún hoy en día. Los últimos 20 años no han sido otra cosa que la resaca de la barbarie, el corto verano de la anarquía en el que creímos que el mundo libre sería capaz de estabilizar la democracia y lo único que ha conseguido es asegurar el mercado, la posesión de los que más tenían. La crisis mundial de hoy en día no hace más que respaldar esa afirmación, también en la nueva Europa, si usted quiere, las libertades individuales no han hecho más que perder terreno. En lo que se refiere a los derechos civiles, lo cierto es que aquí vivimos peor que a principios de los años 90.
Me resulta imposible decidir si debo empezar a escribir a partir del 13 de agosto de 1961. Ese día extraño en el que los habitantes de la ciudad en la que vivo se despertaron con el sonido de los tanques y las grúas. El Muro fue una acción relámpago, para la que los berlineses no estaban preparados. Apareció como los hongos en el piso, para partir, separar, terminar de romper un país vencido y ocupado por las fuerzas aliadas. El mapa de Berlín en el 45, inmediatamente después de la capitulación total estaba delimitado en cuatro sectores. Después del Muro, la ciudad y el mundo, quedaron partidos en dos. Dos ideologías, dos sistemas políticos, económicos, humanos. Con dos imperios: el Americano y el Soviético y cientos de victimas entre ellos. Miles de muertos en todo el mundo en nombre de una u otra bandera. La franja de la muerte es universal y tiene francotiradores de todas las nacionalidades, cómplices en todos los países, fanáticos a granel. El Muro no era otra cosa que la cicatriz del mundo.
Quizá deba limitarme a narrar los hechos previos a la madrugada del 9 de noviembre de 1989. Hablarles de la Iglesia, porque si hubo una ayuda externa, un consuelo, un respaldo a los movimientos sociales que terminaron con la Cortina de Hierro fueron sin duda las iglesias cristianas en los países del bloque soviético. La católica y la protestante, ambas jugaron un papel fundamental en la toma de conciencia y en la lucha por los derechos civiles. Los comunistas no consiguieron extirpar la fe de la cultura y la resistencia en la Alemania del Este se organiza también a partir de las iglesias protestantes en Leipzig, Dresden y Berlín, con sus multitudinarias marchas silenciosas por la libertad y en Polonia, como 20 años después reconoce el entonces jefe del sindicato Solidaridad, la resistencia no hubiera sido posible sin la ayuda del Papa Juan Pablo Segundo y por supuesto mencionar a los miles de personas de a pie que tuvieron el valor de salir a la calle, más allá de la represión y de la fe, para defender la existencia del Nuevo Forum, Democracia Ahora o la Iniciativa por la paz y los derechos humanos, a pesar del gobierno y de su servicio secreto. Los valientes desarmados llegaron a ser tantos, que disparar contra la masa hubiera sido un genocidio, para el que después de la Segunda Guerra Mundial ningún alemán estaba preparado. En este punto talvez lo mejor sería rescatar la frase del presidente actual de Alemania, Horst Köhler: “fueron muchos los factores que hicieron posible este milagro” y las imágenes de felicidad de la gente atravesando las fronteras al grito de "somos el pueblo" dan fe de eso.
La otra opción de punto de partida sería hacer un recuento sucinto de todos los festejos que ha tenido la ciudad en la última semana. Sea el remix del concierto de U2 en el mismo escenario histórico de hace 20 años, sean los dominós que cayeron entre aplausos, el reencuentro de Kohl y Gorbachov en Berlín, los discursos de los más de 30 jefes de Estado que se hicieron presentes o mandaron sus mensajes en DVD. Berlín de fiesta por la Reunificación, sin querer ver de verdad lo que ha sucedido desde entonces. El balance es menos glamoroso de lo que pretende la flamante coalición de gobierno y aunque sea cierto lo que dice Wolfgang Thirse (SPD), uno de los pocos sobrevivientes en el panorama político de los movimientos civiles de la Alemania del Este, “no teníamos manuales para la reunificación”, la verdad es que el proceso se hizo desde la lógica del vencedor. Helmut Kohl se compró la parte del país que le faltaba para pasar a la historia, sin ningún respeto por el desarrollo, la experiencia y las expectativas de una sociedad que aspiraba a otras cosas.
Tanto en el Este como en el Oeste del país y en el resto del mundo, la sensación de perdida entre las personas que pensaban diferente es enorme, hay quienes todavía no han superado la depresión y no hacen más que ocultarse en el cinismo. En 1990 nadie que fuera racional y se considerara de izquierda en ninguna de las dos Alemanias, en esta afirmación están incluidas personalidades de la talla de Gunter Grass, Joschka Fischer, Gregor Gysi, Gunter Jauch o el ex canciller Gerhard Schroeder, apoyaba la Reunificación en los términos conservadores impuestos por los democratacristianos con el respaldo de Gorge Bush Senior. La manera en la que se avasallo y silenció a los líderes naturales de la revolución pacífica de la RDA, la destrucción sistemática de los lugares históricos que fueran un símbolo nacional para los vencidos, como el Palacio de la República, y el deslegitimizar toda experiencia en 40 años de vida en común, como sociedad, en el desaparecido país han dejado mella. En apariencia es posible que todos tengan lo mismo, pero lo cierto es que las desigualdades entre una Alemania y la otra siguen siendo enormes y también en el resto del mundo. Lo que en Berlín se festejó con fuegos artificiales la noche del 9 de noviembre de 2009 más que la libertad fue el triunfo del mercado libre en un momento en el que también el capitalismo tambalea. Después de la caída del Muro, occidente se ha quedado sin utopías y como anunciara proféticamente Joaquín Sabina en el 90: "Cuando se enfrentan la KGB contra la CIA, gana al final la policía” y a día de hoy el objetivo más importante del primer mundo es proteger a sus ciudadanos, sobre todo de sí mismos.

foto: jcarlos jimenez

Bienvenidos a Europa

octubre 22, 2009


Los Estados de la Comunidad Europea hacen todo por asustar a los refugiados. Los dejan ahogarse, son deportados o son encerrados en campos infectos. La cronología de un drama que se repite anualmente frente a las costas. Por Andreas Böhm

Mar Mediterráneo entre las costas de Italia y Libia, finales de julio: El drama anual ha empezado. Con las temperaturas veraniegas sube el número de refugiados e inmigrantes que intentan por mar, en lugar de por tierra, llegar a Europa. Como todos los años, a su manera, los involucrados están preparados. Guardias nacionales para la vigilancia de las costas y la agencia para el cuidado de las fronteras europeas Frontex intensifican las patrullas, traficantes de personas apretujan refugiados en cáscaras de nuez cada vez más pequeñas, para poder escapar de los vigilantes. Pescadores marcan los lugares donde se hunden los botes con boyas luminosas, porque pescan cadáveres cada vez con más frecuencia en sus redes. Material para breves notas de prensa.
A pesar de todo, un bote espantará a Europa este verano. A finales de julio 78 eritreos zarparon de las costas de Libia rumbo a Lampedusa. Sus posibilidades de recibir asilo son buenas si alcanzan Europa. La organización para la los derechos humanos Human Rigths Watch caracteriza a Eritrea como una "cárcel gigante", debido a la tortura, los trabajos forzados y con frecuencia, por obligar al servicio militar de por vida. La travesía hasta Lampedusa es la última etapa de un largo viaje de miles de kilómetros. Los refugiados tienen agua y combustible para tres días a bordo.

Bruselas, en Julio: Los suecos han asumido la presidencia europea. En su gestión de gobierno debe despedirse el “Programa de Estocolmo”, una política conjunta de asilo y en el tema de refugiados para los próximos cinco años.
Pero los miembros de la Comunidad no pueden ponerse de acuerdo en una definición sobre que es ser refugiado. Iraquíes cristianos reciben en Suecia asilo sin problemas, en Grecia no tienen ninguna chance. Los Chechenios tienen buenas cartas para conseguir asilo en Austria, a pocos kilómetros, en Eslovaquia las cuotas de reconocimiento son iguales a cero. El derecho a asilo y las cuotas de los postulantes se han quedado como bastiones de la soberanía nacional. La Comunidad Europea (CE) no tiene ningún poder.
El problema principal es: desde que se actúa bajo el estandarte de “la lucha contra la migración ilegal" y se han endurecido las leyes, los refugiados de dictaduras y territorios en guerra apenas tienen posibilidades de llegar a Europa, por lo menos no de manera legal.
“Perseguidos políticos tienen derecho a asilo” – ese principio sigue formando parte del parágrafo 16 de la Constitución Política alemana. Pero la frase sólo es válida para aquellos que puedan llegar directamente hasta Alemania – algo que es prácticamente imposible de conseguir sin una visa. “Prescripción (EG) Nr.343/2003” o dicho de otra manera “Dublín II”, como se llama el tratado, según el cual todo refugiado debe pedir asilo en el primer país de la Comunidad al que llegue. La mayoría de los migrantes y refugiados llegan a Estados de la frontera, llegan a Malta, Chipre, Italia, España, Grecia. Países del centro como Alemania, están aislados. Sus vecinos deben interceptar al gentío. Un acuerdo vinculante para la distribución de los refugiados entre los países miembros de la Comunidad es rechazado sobre todo por los gobiernos de Berlín y Viena, con el argumento descarado: Alemania y Austria fueron, allá por los años noventa, “dejadas solas” con varios miles de refugiados de los Balcanes. ¿Por qué ayudar ahora a los vecinos? La reacción de los países sureños es correspondiente – va contra los refugiados y no contra los países del norte.

Atenas, mitad de julio: En Atenas y en otras ciudades griegas empieza la “Operación Besen”. La policía apresa en redadas a miles de refugiados e inmigrantes sin papeles y los transporta a la provincia. Poco antes el gobierno griego aprobó nuevas reglas de asilo. Según las cuales las causas deben ser almacenadas en las 50 direcciones de policía en la provincia. La apelación se ha abolido de facto, los refugiados pueden ser confinados a campos por seis meses en lugar de por tres. En la mayoría de las direcciones de policía no hay traductores ni funcionarios capacitados para procesar las peticiones de asilo. El representante de la Comisión para los derechos humanos de la ONU en Atenas anunció el trabajo común con el gobierno griego. Ya el año pasado el Consejo Europeo definió la condiciones de vida, en uno de los campos de internación más grandes de Grecia, como “inhabitables” y como “un riesgo para la salud de los vigilantes así como de los internos".
Porque España e Italia han cerrado con cada vez más fuerza sus costas, Los traficantes y los refugiados optan por rutas en el este. En Grecia el número de refugiados e inmigrantes ilegales ha subido de 40.000 a 146.000 en tres años. La mayoría llega por Turquía. Desde la costa anatolia de Agäi quedan apenas millas marinas hasta la siguiente isla griega. Es el último escondite en la frontera sur de Europa.

Roma, 8 de Agosto: Entra en vigencia la “Ley de Seguridad”, según la cual migrantes ilegales pueden ser multados con sumas entre 5000 y 10000 euros y se exponen a la deportación inmediata. Después de recibir muchas críticas de la Iglesia y la oposición el gobierno de Berlusconi aprobó una excepción, según la cual al rededor de 700000 mujeres sin papeles que trabajan en Italia como empleadas domésticas y en el cuidado de ancianos pueden quedarse. En la “Ley de Seguridad” se han aprobado además otras medidas que deben garantizar “el orden y la tranquilidad” en regiones con un porcentaje de extranjeros muy alto. Italianos que protejan o empleen a inmigrantes sin papeles se exponen a penas de cárcel de entre tres y seis años. El gobierno regional de Apulia se ha permitido anunciar que casi toda la cosecha de tomates de este verano fue recogida por “ilegales”.

Isla de Lesbos, 18 de Agosto: 150 refugiados menores de edad entran en huelga de hambre como protesta por las condiciones de vida en el campo de internación de Pagani. Ahí están más de 1000 personas en un ex depósito, encerrados entre las rejas de las ventanas y el alambre de púas. Dos días después activistas de derechos humanos filmaron a escondidas la situación en Pagani y colgaron el video en Internet. La filmación muestra entre otras cosas una habitación enmohecida con camastros de cuatro pisos y colchones en la que están encerrados 160 hombres y adolescentes. La mayoría proviene de Afganistán o Irak. Algunos tienen brazos y piernas mutilados, un chico de 13 años está tumbado sin vida sobre una de las camas. No hay ningún tipo de atención sanitaria, dicen los refugiados, 160 hombres comparten dos baños, el olor es insoportable. La internación por varios meses va en contra de varios acuerdos internacionales como la Convención para Refugiados de Ginebra o la Convención para la Infancia de la ONU.
En una conversación con Die Zeit Dora Bakojannis, la ministra para relaciones internacionales de Grecia, le echa la culpa a los vecinos. "Turquía debe de una vez por todas controlar mejor sus fronteras, para poder echarle la mano a los traficantes de personas”. Bakojannis apela a la solidaridad europea. “La inmigración ilegal es un reto para Grecia, Turquía y para la EU. Por eso debemos luchar conjuntamente contra esta nueva manera de esclavitud.” Expertos en derecho a asilo de la Comunidad Europea creen que se trata sólo de excusas. Grecia se muestra desde hace años demostrativamente en contra de conseguir los estándares mínimos para la protección y el abastecimiento de los refugiados.

Mediterráneo, frente a Lampedusa, 20 de Agosto: La guardia costera italiana pesca en un bote neumático a cinco eritreos completamente debilitados. Son los únicos sobrevivientes de los 78, que a finales de julio habían zarpado desde la costa de Libia. Los eritreos estuvieron casi tres semanas a la deriva sin comida, combustible o agua potable y fueron arrojando los cadáveres de sus paisanos por la borda. No solamente el número de muertos hizo que la noticia ocupara titulares en Europa algunos días, sino sobre todo el hecho de que el bote de plástico fue avistado por muchos barcos de carga, sin que nadie les diera ningún tipo de ayuda. Sólo la tripulación de una barcaza pesquera, según atestiguan los sobrevivientes, les dio algo de pan y agua. Luego dio la vuelta y dejó a los refugiados en altamar.
En Italia después de este caso se agudizó el conflicto entre la Iglesia Católica y el gobierno. L´Avvenire, el periódico de la Conferencia Episcopal acusa a Europa de cerrar los ojos ante el drama en el Mediterráneo como en tiempos de la Shoah "frente a los trenes de deportados". Umberto Bossi representante del partido populista y de derecha en el gobierno: Liga Norte, declaró que el Vaticano debe abrir sus puertas a los refugiados en lugar de criticar. Organizaciones católicas como la Unión St. Egidio denuncian que su trabajo de ayuda a refugiados está siendo sistemáticamente obstaculizado en las ciudades gobernadas por la derecha.
Ya en mayo la guardia costera italiana pesco a varios cientos de refugiados en altamar y los obligó a regresar a Libia escoltados, sin previamente verificar si tenían derecho a protección. Deportación o la “vuelta obligada” a un país en el que la vida de los refugiados corre un riesgo muy alto va en contra de la esencia de la Convención para Refugiados de Ginebra. Libia nunca firmó ese acuerdo, cuenta como un Estado en el que se tortura, el maltrato a refugiados ha sido documentado, así como las condiciones inhumanas de internación en campos o como las "vueltas obligadas" a sus países de origen. Los afectados son encerrados en containers de carga, sin agua ni comida, 1500 kilómetros por el desierto hasta la frontera sudanesa, donde muchas veces son revendidos a traficantes. Lo que la Iglesia Católica y grupos de refugiados denuncian como un evidente incumplimiento del derecho internacional, es definido por el ministro del interior italiano Roberto Maroni como un "cambio histórico en la lucha contra la migración ilegal" que en opinión de su partido, la Liga Norte, amenaza con inundar Italia.
Pescar a refugiados en alta mar bajo la sospecha general de la “inmigración ilegal” y “escoltarlos” hasta África - esa practica pertenece desde hace mucho a la estrategia de la organización para la protección de las fronteras de la Comunidad Europea Frontex, aun cuando ella sólo funja como acompañante de una guardia costera nacional. El hecho de que helicópteros alemanes acompañen este tipo de misiones, según la experta en derecho internacional y secretaria general de la sección alemana de Amnistía International Monika Lüke,
puede considerarse como “ayuda para el incumplimiento del derecho internacional”.
En este sentido, la imagen de la fortaleza europea, que ha levado sus puentes, no es más actual. La Comunidad Europea se comporta más bien como un poder policial y militar, que en su política de protección de fronteras con misiones out-of-area hace tiempo se ha extendido hasta África y aguas internacionales.

Escuela de marinos de Schleswig-Holstein, Travemünde, principios de Septiembre: Un edificio de ladrillos rojos, grúas de carga, botes de ejercicios y talleres de motores. 55 aprendices de compañías navieras alemanas aprenden aquí mecánica, a muchos les gustaría después comprar una patente de capitán. Stefan Schmidt, 67 años, es docente honorario para Seguridad. Hace cinco años el capitán en compañía de Elias Bierdel, el entonces jefe de la organización de ayuda Cap Anamir, salvaron a 37 africanos a la deriva en el mar Mediterráneo. Desde entonces hay un proceso contra ellos en la ciudad siciliana de Agrigento por "ayuda al viaje ilegal en un caso con agravantes". La fiscalía ha pedido una pena de cuatro años de cárcel y 400000 euros para cada uno de ellos.
Los alumnos de Schmidt están inseguros. La ayuda en altamar es uno de los mandamientos de honor para las tripulaciones. Los estudiantes ensayan escenarios. ¿Qué hacer si se avista un bote en altamar? "no recoger a las personas a bordo", responde uno de los chicos. "Pero informar a las autoridades en tierra y esperar hasta que llegue la ayuda" - "Si están en apuros, debes recogerlos" dice otro, "cualquier otra cosa es negarse a prestar ayuda”. En octubre se conocerá la sentencia en Agrigento, Schmidt cree en una absolución.

Hamburgo, mediados de septiembre:
Para justificar su política represiva, los gobiernos apelan al elevado número de inmigrantes “ilegales”. ¿Cuántos hay realmente en Europa? La participación de la economista y experta en migración Dita Vogel, del instituto hamburgués para Economía Mundial (HWWI), fue determinante en el proyecto de investigación “Clandestino”, que después de dos años de trabajo ha corregido hacia abajo el número de inmigrantes ilegales en Europa. En lugar de los supuesto 500000 a un millón de ilegales en Alemania, el Instituto considera que son entre 200000 y 460000. El instituto calcula que el número de personas sin permiso de residencia en toda Europa en 2005 oscilaba entre 2,8 y 6 millones de personas, la Comisión Europea considera que son entre 4,5 y 8 millones. Debe partirse del principio, según Vogel, que las actualizaciones del estudio darán números aun menores en los próximos años.
El instituto también ha investigado cómo llego la Comisión Europea a la cifra estimada de la llegada de 8 millones de “ilegales”. Vogel le llama a eso “buscar los orígenes de la cadena de citas” La Comisión Europea se remite a un trabajo escrito por uno de sus funcionarios, que a su vez se basa en un estudio hecho por una asesora de empresas londinense, que a su vez cita como fuente una fundación irlandesa, que a su vez citó un artículo del diario francés Le Figaro.
Un par de números más –esta vez del German Instituto of Global and Area Studies en Hamburgo. La gran mayoría de los 17 millones de los migrantes africanos se quedan en África. Sudáfrica cobija a 7 millones de extranjeros sin papeles, muchos más “ilegales” que la Comunidad Europea en su conjunto. Y aunque la televisión y las fotos en los diarios lo sugieran con frecuencia: el color de piel de la mayoría de los migrantes típicos no es negro. La supuesta marea de migrantes ante las costas europeas no es más que un espejismo político muy oportuno. Más de la mitad de las personas que consiguen llegar a Europa por el Mediterráneo reciben algún tipo de estatus legal. Si pueden sobrevivir el camino.

Calais, en septiembre:
El dice que se llama Sajjad, dice que tiene 16 años. Su objetivo es poder “ir en Londres a la escuela”. El escapó hace un año de Afganistán, donde los talibanes asesinaron a su familia y ha llegado, después de más de 6000 kilómetros por Irán, Turquía y Grecia, a la “Jungla”. Así se llama la franja de tierra hirsuta cerca de Calais (Francia), donde desde hace años viven los refugiados en cobertizos. Su objetivo es llegar a Inglaterra donde tienen parientes, amigos y entienden el idioma. Por las noches intentan saltar al techo de un tren Eurostar o intentan agarrarse con las uñas debajo de un camión, para poder atravesar el canal.
Los que no lo consiguen, vuelven al campamento y escuchan los consejos de los traficantes de personas: escóndanse. Permanecen entre los matorrales, se lavan en desagües industriales o compran agua en bidones. Los traficantes tienen sus mercados bajo control. Llevan consigo cuchillos y palos y los utilizan. Sus organizaciones en forma de red se han repartido los predios en Calais. Para muchos ciudadanos y para la administración pública “La Jungla” es algo vergonzoso. Se olvidó hace tiempo que el campo miserable apareció porque en 2002 el entonces ministro del interior Nikolas Sarkozy hizo demoler un centro de acogida de la Cruz Roja.
Responsable de "La Jungla” es ahora Eric Besson, ministro de “Inmigración e Identidad Nacional”, un ex socialista. Él ha anunciado que desalojará el campo en los próximos días. Besson defiende, para indignación de los grupos de refugiados franceses, el parágrafo de "solidaridad", según el cual la ayuda a "ilegales", a "sans papiers", gente sin documentos, está bajo pena y esto sin hacer ninguna diferencia entre los traficantes y las personas que, por ejemplo, ofrecen asilo en las iglesias.

Bruselas, principios de septiembre: Jacques Barrot, comisario del interior de la Comunidad Europea y como tal responsable de la “libertad, seguridad y el derecho”, ha comunicado através de un portavoz que la comisión espera una explicación de Italia por la acusación de "escoltar" en altamar a migrantes hasta Libia. Silvio Berlusconi reaccionó inmediatamente. Comisarios y sus portavoces que se inmiscuyan en la política interna italiana, según el primer ministro, deben ser "despedidos". Si vuelve a ocurrir él, Berlusconi, bloqueará cualquier tipo de acuerdo en el consejo.
Después de ese ataque Die Zeit preguntó en varias ocasiones a la oficina de prensa de Barrot sobre los medios disponibles que tiene la Comisión Europea para obligar a sus miembros a cumplir las leyes -no hemos tenido ninguna respuesta.

Bruselas, principios de septiembre:
La Comisión Europea sugiere en colaboración con la comisión para los derechos humanos de la ONU un programa de reasentamiento conjunto. No se refiere a la acogida de personas internadas en Pagani o Lampedusa, sino a personas que necesitan protección, provenientes de campos de refugiados en regiones en crisis o guerra. El año pasado la comisión para los derechos humanos de la ONU trasladó a 66000 personas en el marco de ese programa. Los miembros de la Comunidad Europea acogieron a 4400 personas, junto a los 10000 refugiados iraquíes que fueron traídos a Europa después de una resolución- también a Alemania. Naturalmente la participación en el programa es voluntaria.

Viena, 14 de septiembre: En la cárcel Harnerlser Gürtel fue encontrado en su celda el cuerpo sin vida del hindú Gangapreet Singh, que esperaba su deportación. Singh había rechazado las últimas cuatro semanas cualquier tipo de alimento. En protesta por las condiciones de encierro. Sólo en 2009 han entrado en Austria más de 1000 personas en huelga de hambre. A menudo están encerrados 4 internos en 20 metros cuadrados. Ducharse está permitido una vez a la semana. Los casos de suicidio y automutilaciones ocurren cada vez con más frecuencia.

Estrasburgo, 16 de septiembre: En pocas horas el portugués Manuel Barroso será reelegido como presidente de la Comisión Europea y con ello en jefe del ejecutivo europeo.
En el bar de la prensa del parlamento el diputado por la CSU Manfred Weber, responsable entre otras cosas de las políticas de asilo y migración, hace un balance. “Reglas del juego comunes” no estarán a la vista en mucho tiempo. Weber quiere formar un Team con los países del Mediterráneo para revisar las acusaciones. La comunidad Europea debe por lo menos saber, dice él,“lo que realmente ha sucedido este verano”.

Bruselas, 21 de septiembre:
Wolfgang Schäuble (CDU), ministro del interior alemán, en una reunión de la Comunidad Europea con sus homólogos criticó duramente la manera griega de tratar con los refugiados. No solamente porque los juzgados alemanes cada vez con más frecuencia prohíben la deportación de quienes buscan asilo y que han tocado suelo europeo en Grecia. El 9 de septiembre por primera vez el Tribunal Constitucional alemán ha prohibido la deportación a Grecia de un ciudadano iraquí, que después de haber intentado conseguir asilo en ese país pudo llegar a Alemania.
Schäuble exige a sus colegas atenienses mantener en funcionamiento el “sistema Dublín", eso quiere decir: Grecia debe mantener los estándares, para que Alemania pueda seguir como hasta ahora. Sugerencias que vayan en la dirección de llegar a un acuerdo vinculante para el reparto de refugiados entre los miembros de la Comunidad no se escuchan por la parte alemana.

Calais, 22 de septiembre:
A tempranas horas de la mañana la policía francesa desalojó “La Jungla”. Varios cientos de refugiados desaparecieron del campo la noche antes. 278 fueron recapturados, casi la mitad son adolescentes que ahora deberán ir a un asilo. El resto será realojado en alguna parte. Lo que le sucedió a Sajjad, el afgano de 16 años, ha quedado incierto.

En colaboración con: Jochen Bittern, Khue Pham, Gero von Randow, Joachim Riedl, Birgit Schönau, Michael Thumann.

Die Zeit 24/09/2009

Sartre para Bolis

septiembre 23, 2009



Si me corresponde ser la persona que tome la palabra es algo que dudo, lo que me mueve a hacerlo es la necesidad de comunicar, como diría Max Frisch. Esta nota tiene más que ver con la urgencia de no sentirme sola de cara a las preguntas que afectan nuestro tiempo, a las dudas que sentimos todos, antes que afirmar que tengo razón o que lo que voy a decir sea la verdad. ¿Qué es la verdad? ¿Qué es libertad? ¿Qué es democracia? Abordo estas preguntas con la inseguridad del autodidacta y desde la certeza intima de ser una cualquiera, como lo entendía Sartre. Es decir desde la aceptación de mi condición de boliviana occidental andina de provincia, escuchando las noticias y los debates en Radio Panamericana a 10.000 kilómetros de distancia. Desde mi realidad de migrante con tarjeta de residencia, pero sin ninguna otra nacionalidad que la boliviana. Es decir desde mi historia de trabajadora sin derechos ciudadanos hace más de 10 años. He votado sólo dos veces en la vida, tengo 32 años, soy una escribiente. “El hombre es lo que hace con lo que hicieron de él".
"El hombre es lo que es y lo que hace" y este es solo un intento desesperado de proponer una salida para el tiempo raro que nos ha tocado vivir como occidentales del extremo. La intento desde Sartre, ¿Por qué sartreana y no socialista o marxista o capitalista o feminista o cristiana? Básicamente porque “El Existencialismo es un Humanismo”, tal vez el último que haya sido capaz de formular nuestra cultura y su mérito está en que, promueve la observación del sujeto desde distintas disciplinas. Para Sartre el nuevo hombre es polivalente, pluridimencional y es capaz de virtualizarse en el otro. No con el fin de establecer una única verdad, sino con el fin de concebir lo humano. Ese eso que nos hace reconocer a los otros seres de la misma especie y nos permite convivir con ellos, a pesar de todas las diferencias físicas y de todos los ismos.
Sartre a mi parecer, sostiene que los occidentales somos burgueses en esencia, porque en nuestro desarrollo como sociedad, hemos adquirido aspiraciones burguesas. Nuestro esquema de valores promueve un conformismo social que consiste en establecer una familia con jerarquías rígidas y pertenecer, gozando de cierto reconocimiento, a una tribu regida por las mismas jerarquías. Esto por lo general, viene acompañado de algún tipo de bienestar, normalmente económico y de la propiedad.
Nos caracteriza el hecho de que tenemos un Dios, que ha justificado por milenios los medios de producción e iglesias que los han administrado y administran sobre la tierra. El capitalismo es una construcción colectiva y es más que un modelo económico. Es parte de la idiosincrasia, de lo que nos diferencia como humanos de todo lo otro. Del musulmán con su dios, del kallawaya con los suyos, de cualquier otra persona que tenga una creencia intima diferente. También en América, también en Bolivia. Es como quien dice nuestra Matrix y los occidentales no podemos por revolución armada de un día para otro dejar de ser burgueses, tampoco los comunistas y si no, que alguien les pregunte ahora a los polacos.
Lo que Sartre en el 67 pensaba, en 2009 es un hecho irrefutable. Las dictaduras socialistas occidentales no han sido menos burguesas en sus valores sociales y en sus maneras de control del individuo que las dictaduras y democracias capitalistas. Reducirlo todo a números, a conceptos económicos, a modelos de producción, a parafernalias nacionalistas es en mi opinión un insulto al individuo, es seguirnos negando a respetar lo más sagrado que tiene el ser humano, indistintamente de cual sea su cultura o su sexo, que es la facultad del libre albedrío. El derecho a decidir y la responsabilidad de cargar con las consecuencias de sus actos. Para Sartre el hombre tiene siempre la última palabra, hasta en la muerte es libre. Cada uno de los miembros del colectivo es responsable del derramamiento de sangre o de la buena convivencia. Aplicado esto a nuestro país significaría que, cada uno de nosotros es responsable de la corrupción y de la división del país. También de la infamia, de la sinvergüenza con la que se miente en la actualidad, por ende de la violencia, que será consecuencia segura de la polarización después de las elecciones de diciembre.
¿Por qué participar entonces? ¿Por qué aceptamos participar en comicios improvisados, que lo único que van ha hacer es profundizar el caos? ¿Por qué escogemos como representantes, justamente a las personas que menos pueden hacer por lograr que los bolivianos volvamos a encontrarnos? ¿Por qué Álvaro García Linera o Manfred Reyes Villa y gente como ellos? ¿Por qué? Nadie nos obliga a pagar millones por algo que va a traernos a todos más mal que bien. Mientras no nos hayamos puesto de acuerdo en cómo va ha funcionar el aparto jurídico del Estado, cualquier votación no haría más que destruir nuestra democracia. Darle el tiro de gracia a lo único por lo que nos sentimos orgullosos todos los bolivianos.
Es posible que sólo hable por mi, sin embargo pienso que el resultado de las elecciones de 2005 me autoriza a hablar en nombre de la mayoría de los ciudadanos del país. Los bolivianos queremos y reconocemos como nuestro presidente al señor Evo Morales Ayma. Por mayoría absoluta queremos, los aymaras, los quechuas, los pueblos indígenas del oriente y los occidentales andinos, la Nueva Constitución Política del Estado y además, con nuestra participación en los comicios hemos demostrado que seguimos queriendo ser democráticos, es decir que por mayoría absoluta también, aceptamos las leyes capitalistas y burguesas, por que son las que nos hacen ciudadanos y a nuestro país miembro de las Naciones Unidas, subscriptor de la Declaración de Derechos Humanos, etc., etc. Como dice Sartre: "no son criminales" aun cuando yo como Sartre nos declaremos enemigos de los burgueses y usted también si quiere.
Como bolivianos lo único que debería importarnos, indistintamente de si es usted cholita o cawallero, peladinga o kallawaya, revolucionaria o doctor es destruir el Imperialismo, o sea que el más fuerte imponga sus reglas a pesar de la ley. Que Estados Unidos tenga derecho a invadir Irak, que los países del G8 no cumplan el Protocolo de Kioto o los Objetivos del Milenio, que nosotros nos dejemos llevar al enfrentamiento por culpa de los cuatro pelotudos que azuzan nuestro racismo, que los Monopolios desangren a nuestra gente. Hay leyes, nosotros tenemos leyes, hay leyes internacionales, somos parte del mundo. “El hombre es lo que hace con lo que hicieron de él”, así que reaccione, aun estamos a tiempo de unirnos para construir algo bien hecho, que se sostenga en el tiempo. Como dice Sartre asumamos un compromiso, para poder vivir en democracia deben respetarse y aplicarse las decisiones que se toman en las urnas. Antes de volver a elegir consigamos que los que nos gobiernan, que no son otros que los que se presentan a los comicios de diciembre, lleguen a acuerdos básicos respecto a como van a aplicarse las nuevas leyes. La verdadera revolución es dejar de mentir.

Un símbolo de paz

septiembre 14, 2009

"Un hombre es lo que hace con lo que hicieron de él" Sartre

video

Il Cavaliere


El pasado jueves Gianpaolo Tarantin, un amigo de Berlusconi y empresario de Bari de 36 años, reconoció ante el juzgado que entre 2008 y 2009 organizó 18 fiestas con prostitutas y cocaína para agasajar al jefe de gobierno italiano. El fotógrafo italiano Antonello Zappadu quedó absuelto de la acusación por allanamiento de morada, que pesaba sobre él, tras publicar imágenes de las orgías. Según las declaraciones de Tarantin, Il Cavaliere no sabía que las mujeres que se acostaban con él cobraban una media de 1.000 euros, más gastos. El escándalo que produjo la desenfrenada vida sexual del primer ministro italiano hizo las delicias de la prensa en el hueco de verano, como se conoce al periodo de las vacaciones, en toda Europa. La gota que derramó el vaso, como todos saben, es su relación con Noemi Letizia, una joven de 18 años que a pesar de todas las absurdas explicaciones que ha dado Berlusconi, evidentemente mantiene una relación con él. Baste de prueba decir que pasó las vacaciones en la misma ciudad de Sardina. Juntos pero no revueltos, teóricamente, aunque evidentemente nadie le cree.
El plan de Berlusconi, como lo devela la secretaria de la Asociación Migrante Shukiri Said en una nota publicada en el diario El País, consistía en hacer un acto de constricción simbólico ante la Iglesia Católica a finales de agosto en la fiesta conocida como la Perdonanza, para lavar su imagen frente a los ciudadanos italianos. Los convenios acordados para poder tener este show, una cena privada con el secretario de Estado vaticano, eran la prohibición de la píldora RU 486, fármaco abortivo que se usa en Europa desde hace décadas; la ley del testamento biológico que anula las disposiciones personales de una muerte digna, y una política todavía más discriminatoria contra los homosexuales. Al parecer no son suficientes, la Iglesia espera una política menos dura frente a los inmigrantes ilegales, quizá el único punto realmente humanitario en discusión y además está indignada porque en la guerra sucia salió más que damnificada cuando el emporio mediático de Berlusconi tiró a matar contra Dino Boffo, jefe del periódico de los obispos, por osar hacer juicios de valor sobre Il Cavaliere. Al final Boffo tuvo que renunciar a su cargo, ya que apareció publicada una carta anónima en la que se le acusaba de acosar a la mujer del hombre con el que mantenía relaciones homosexuales.
Total que Italia es un delirio y lo peor de todo es que con su modelo de “democracia guiada”, porque el pueblo no elige a los parlamentarios sino a los partidos y estos a su vez deciden todo a nivel ministerial, amenaza con retroceder a la edad de piedra a uno de los miembros del G8. Las asociaciones de homosexuales y lesbianas del país han convocado a una marcha masiva el próximo 12 de octubre en Roma y han anunciado que pedirán asilo simbólico en la embajada española, para que el país vecino defienda sus derechos frente al parlamento europeo. La ex mujer de Il Cavaliere, Verónica Lairo dice en su libro “Tendenza Verónica” que desde hace dos semanas inunda las librerías, que el divorcio fue "la última forma de respeto hacia mí misma"; ojala que el resto de los italianos secunden la moción.

Los autores del atentado - La Regla diez años

septiembre 08, 2009


El sábado se despidió La Regla, por lo menos la que nosotros conocíamos y es una pena. Aunque llevara agonizando tanto tiempo, decir adiós es siempre duro. Aguantó diez años. Empezó en un barco, era una fiesta mensual -el chiste es obvio- y un buen tiempo fue el espacio abierto que tenía mi generación para sociabilizar en español y en Berlín. Latinos al destape, fieles a nuestras influencias, abiertos a lo otro. La combinación era mortal…
La explosión se produjo cuando se encontraron el pintor boliviano Daniel Pacheco (Dj Yungas), el sociólogo argentino Diego Sigelwachs (Dj Marado) y el diseñador gráfico colombiano Hebert Asprilla (Dj Bongo). El barco se llamaba Mephisto, tenía dos pisos y estaba en el canal de Kreuzberg. Bum! Todas las cosas que se pueden hacer, imaginar con veintipocos años. Muchas y por La Regla han pasado muchos Djs, estos angelitos sólo fueron los culpables de encender la mecha. En palabras de Wax (Diego) en realidad no estamos hablando de una fiesta, sino de un estilo de vida y en esa afirmación tiene toda la razón.
La Regla fue durante mucho tiempo una de las puertas de entrada, en la capital alemana, para la música moderna latinoamericana, mucho más allá del folclore. Aterciopelados, Loukass, Calamaro, Café Tacuba, La Bersuit, Soda Stereo, Charly, Control Machete, Rubén Blades, la lista es larguísima, las direcciones impredecibles. ¡Cumbia! Y empezó a gestarse en la escena de clubs under, que a principios de 2000, todavía eran distintivo de Berlín, alrededor de las casas ocupadas y de los movimientos de izquierda alternativa, en un momento en el que venir de Latinoamérica significaba, si o si, bailar salsa sin tener ni puta idea.
Por tradición, el público que se juntaba traía consigo el rock y la cultura urbana de sus respectivos países. Otra visión de sí mismos y otra forma de relacionarse con el país de acogida. La Regla fue pionera en descubrir a esa generación hispana callejera y más mundana, sin prejuicios o sin tantos prejuicios y en tratar de cambiar el cliché de lo exótico, para substituírlo por el diálogo entre interlocutores concientes de su origen y sin embargo conectados con el mundo. En red, al día, de ahí que el intercambio con los aborígenes haya sido tan fluido y tan rico.
Los pibes llegaron a pinchar en Londres, en Barcelona, en un montón de ciudades alemanas y en algunos de los festivales más guau que hay por aquí, como el Popdeeurope, el PopKomm o los Heimat Klänge. En los últimos años además, se hicieron responsables del escenario latino en el Carnaval de las Culturas, una de las fiestas más grandes de la ciudad. Sin mencionar que La Regla fue el espacio a partir del cual bandas de la diáspora latina, como Sudaka Power o Chico Trujillo, pudieron hacerse un especio en la movida berlinesa
La explosión, como dice el propio Pacheco, duró apenas un par de años, el resto del tiempo fue un reflejo. Nació con una idea de libertad y de experiencia, que me siento afortunada de haber vivido, pero el momento en el que el éxito “convertía la regla en un objeto de deseo casi erótico...todos querían follarse a la Regla y la Regla se los folló a todos” como explica Bongo, las cosas se fueron al carajo. Tal vez la única crítica que pueda hacérsele a este emprendimiento sin fines de lucro, que ha hecho más por la cultura de nuestros países que muchas embajadas en diez años y por la creación de una identidad latina, es que como colectivo nunca haya podido superar el cliché del macho latinoamericano.
La despedida del sábado era para los autores del atentado. Con treinta y tantos los susodichos seguirán caminos por separado, profesionalmente hablando. Todos han crecido, algunos se han reproducido y en cualquier caso han encontrado la manera de seguir evolucionando. Esto modifica el contenido y dará lugar seguramente a un sin fin de nuevos proyectos, mucho más maduros e integrados en los nuevos roles que les tocará desempeñar dentro de la comunidad.
La Regla en cambio sigue, no sólo porque la segunda generación de Djs está dispuesta a intentar continuar con la aventura, también porque entre tanto hay un montón de fiestas mensuales, que se le parecen mucho. La Regla siempre fue muy Berlín y sus logros están más presentes en Berlín que nunca, pueden escucharse en español y por la radio.

septiembre 05, 2009

video

DaDa is not DaeD

agosto 27, 2009


A-….quizá tendría que reconocer que a mano es más fácil, que con el lápiz se siente más cómoda. Las palabras que busca, se encuentran con facilidad. No hay tiempo para pensar en lo que se dice y no tiene al frente la distancia de la máquina. Escribiendo con el lápiz da igual si comete un error o se deja llevar por algún exceso del cuerpo en libertad. Está bien, esto es lo que se dice hacer terapia. Mente en blanco y lo que se acumula en el estómago tensando los músculos del brazo, creando los trazos de un jeroglífico sobre el papel o de un rudimentario dibujo sobre la superficie de una caverna.

B- “…mi cuerpo es una caja de resonancias, mi cuerpo entiende mejor que yo su comportamiento, el comportamiento de los otros, la interacción, la intersección entre ambos. Mi cuerpo es una antena que capta el azul y lo metaboliza hasta la alergia o el sudor, hasta la fiebre o los fluidos corporales, también hasta el regocijo de la retina, en esas ocasiones en las que el ojo se abre camino y es… ojo en carne viva. Impúdicamente vista puesta en otros o puesta en mí.
Hoy mi conciencia esta ardida, piensa y da vueltas, piensa y repiensa y entre todos los azules posibles, se destaca uno eléctrico, casi chillón y no entiende que es lo que sucede, cómo a veces un azul concentrado puede convertirse en una luz de neon estridente: !Es culpa del gallego letal!- está segura.

C: últimamente cree que en realidad la única utilidad práctica que podría tener dios, cualquier dios, es precisamente ayudar a fomentar su aceptación de la raza humana. Sin esa explicación extraterrestre le resulta muy difícil entender que ella y ese gallego sean de la misma especie. Eso es seguramente lo más difícil de ser un ser humano. Las jirafas no tienen que reconocer como iguales a los chimpancés. Es más, en reacción a una aparición inopinada podrían partirles el cuello con las patas y nunca ningún otro ser les echaría la culpa de nada. Las jirafas no necesitan ser diplomáticas y lo normal es que circulen entre jirafas o por lo menos que se reconozcan como jirafas, también delante de chimpancés. Del cristianismo un slogan rescatable es que el hombre vive por su fe, es decir: por los actos que respaldan sus creencias , así estas justifican sus palabras, también su ironía. Georg Grosz creyó que en Estados Unidos encontraría la tierra de la libertad de los movimientos anarquistas de principios de siglo XX, en el momento en el que llegaban a Alemania los Nazis, y lo que se encontró fue un conservadurismo letal como el de este gallego. Por eso acabó pintando unos cuadros de sexo brutal, fue su manera anarquista de ser diplomático. De poner la mente en blanco, de tensar los músculos del brazo, para dejar un mensaje a los del futuro, que irremediablemente terminan volviendo a las cavernas.

La motivación para escribir

video
"Para no ser impreciso. ¿Por qué escribo? La famosa pregunta de Gretchien: porque tengo ganas. Dicho de manera banal, porque tengo que hacer algo. Como dijo Faulkner: To make Money. Dicho de manera patética, porque es difícil aguantar la vida sin poder expresarse. No creo que escriba para conseguir algo en el mundo, para cambiar el mundo, para enseñarle algo a la gente. Quizá lo hice en algún momento. Tuve esa idea didáctica, que se ve en mis textos. Pero esa necesidad de escribir tiene otra fuente y esa es la comunicación. Nadie quiere estar solo, uno quiere saber si los otros se sienten igual frente a los problemas de nuestro tiempo, a las preguntas de nuestro tiempo. Pero quizá al principio está la ingenuidad de querer hacer algo, de jugar".
Max Frisch

Masticar

agosto 23, 2009

Triturar la comida con los dientes, despacio, concentradamente. Evitando las arcadas que produce el bolo alimenticio cayendo en la garganta. Afuera va pasando la tarde, la gente con sus sonrisas y sus problemas, los amigos que llaman para contar sus historias y todos los mails que se leen, entre bocado y bocado. Masticación obligatoria por lo menos una vez al día para huir de las sondas. Trituración obligatoria para mantenerte unida al tiempo y al espacio que te ha tocado compartir con la especie. Como si esto fuera una razón o un consuelo –tragas- mientras piensas en algunos de los bichos que te rodean y la angustia te cierra el esófago y salivas y aguantas, corajudamente, el eructo que te repite en el estómago.

VIII – Herr Lehmann


Ciclo Imaginario de cine
“24 páginas por minuto”
o la literatura en el cine contemporáneo
La verdad es que tenía pensada otra película para esta semana. Quería terminar el cine club okupa, con una lectura, otra más, de “El amigo americano”. Esta vez dirigida por la italiana Liliana Cavani. Seguramente esta no es la obra más transgresora de la directora, pero en Ripley´s Game aparece un John Malkovich soberano, al que una le cree inmediatamente que la sangre fría, cuando aparentemente todo se ha perdido, es la única posibilidad que queda para ganar la partida. Tom Ripley es uno de los personajes de la literatura contemporánea que más me fascinan y Patricia Highsmith es mi escritora favorita. Nadie demuestra mejor los entramados de la mentira, aun de la más inocente, que esta señora. Sus libros son tratados muy útiles sobre el poder, el engaño y el ego, además de muy entretenidos. Como quién dice, nadie mejor para ayudarte a fichar al enemigo, que esta escritora americana. Será por eso talvez que sus libros son, incluidos todos los autores occidentales del Siglo XX, los que con más frecuencia se han llevado a la pantalla grande.
Pero basta, basta de lo que tendría que haber sido. En ocho semanas cambian las cosas y de momento esta nota ya no es una despedida. Se termina el Ciclo Imaginario de Cine pero permanece la ocupación. Se queda la columna en este rinconcito de la página y dado que es hasta la próxima semana, así de repente, pensé que no estaría mal invitarlos a imaginarse una película mucho más humilde, que es un testimonio más que cualquier otra cosa, sobre la vida en la República Independiente. Desde hace años y todavía, uno de los lugares con más artistas per capita de toda Europa.
Herr Lehmann, Kreuzberg, Berlin 1989, la novela debut de Sven Regener. Un chico de 29 años, sin pena ni gloria, que trabaja en un bar como mesero, para poderse pagar la vida que lleva con los amigos, iguales, igualitos a él. Es tímido, tiene pretensiones artísticas, pero la verdad es que no tiene el carácter suficiente como para buscarse a sí mismo y prefiere perderse en el limbo de la cerveza. Vive sólo y su vida es, aunque a él le cueste reconocerlo, completamente chata. Sus amigos han empezado a llamarlo Señor, porque pronto va ha cumplir 30 años y la única razón que hace que cuestione su contexto, es que se enamora de Katrin. La nueva cocinera del bar al que va todos los días y una mujer de armas tomar, que tiene muy claro quién es y lo que quiere.
Herr Lehmann está tan perdido que sólo puede reaccionar emocionalmente cuando, debido a una serie de desencuentros, termina como testigo involuntario de un beso entre Katrin y Kristall- Reiner, el tipo que todos desprecian, básicamente porque es un solitario silencioso. Por lo demás, el único vínculo afectivo de Lehmann es con Karl. Un escultor que como todos, está esperando que llegue el momento de darse a conocer. Su historia es quizá la mejor lograda de toda la película.
Karl es el único que sabe que es ser un artista, porque lo es y ya. No tiene pretensiones públicas y en ese su no tener pretensiones termina metido en un círculo de gente voluntariamente ignorante, ajena por completo al proceso creativo, más allá de las supuestas aspiraciones artísticas. La consecuencia de la incomprensión del grupo, de la negación sistemática de su trabajo por parte del contexto cercano, es una depresión crónica, que termina en una crisis nerviosa. Justo dos días antes de que se inaugure su primera muestra en una de las mejores galerías de la ciudad.
Para Herr Lehmann comienza a cambiar el mundo, cuando debe acompañar a Karl a urgencias y se da cuenta de que el psiquiatra comprende perfectamente al loco y no como paciente, sino como artista. Su reacción al salir del hospital, en su último intento de negación, es meterse de cabeza otra vez en uno de los bares y mientras bebe, la ciudad se agita. Acaba de cumplir 30 años, en la televisión puede ver como cae el Muro de Berlín y cuando sale del bar, para inmiscuirse por primera vez en lo que está sucediendo realmente, pierde de golpe y para siempre la venda que le cubría los ojos. La película no es una maravilla, pero retrata muy bien el ambientillo de mi barrio, donde cualquier mesero en paralelo organiza lecturas o exposiciones y la locura de bares como el Goldene Hahn. Un tugurio repleto de clochards, de peners cómo se los llama en Berlín, donde el que menos sabe quién es Proust o Borges o Joseph Boys. Artistas, que se han quedado colgados en el limbo y a los que el tiempo sólo les va dejando las cervezas.
Dirección:Leander Haußmann
Guión: Sven Regener
Artistas: Christian Ulmen, Katja Danowski, Detlev Buck, Janek Rieke, Hartmut Lange, Margit Bendokat.
Alemania, 2003

Paco Ibañez, si señor...

agosto 19, 2009

video

Vocabulario

agosto 18, 2009

El conjunto de palabras de un idioma. El sustantivo que agrupa los ladrillos, todos los ladrillos con los que construimos nuestra casa. La enumeración de todas las cosas, sentimientos, pensamientos que reconocemos como posibles, como concebibles. A lo que nuestra imaginación alcanza. Hasta donde llegamos como animales que somos, el cosmos infinito, lo profundo, el eslabón que nos ata a la especie. A los confines de la especie, a los inicios del mono peludo con su hacha creando el mundo. Esto es un pez, esto redondo una roca, eso de allá el sol y así… hasta el séptimo día, en el que se hicieron los sueños, pero también las pesadillas.

VIII. Elegy

agosto 13, 2009


Ciclo Imaginario de cine
“24 páginas por minuto”
o la literatura en el cine contemporaneo

Según dice la feminista argentina Lea Fletcher, “literatura femenina” trata con textos que están escritos por sujetos con características culturales de mujeres. Por antonomasia la "literatura masculina” tendría que ser aquella que está escrita por un sujeto con características culturales de hombre. ¿Eso existe? Existe, a más tardar oficialmente desde el 68, en mi opinión y algunos de mis libros favoritos caerían redonditos en esta bolsa. Trotski, Goethe y la felicidad, La insoportable levedad del ser y El animal moribundo. La película de esta semana es precisamente una lectura de esta última novela. Rodada en 2008 por Isabel Coixet, l@ directora de cine más importante de España, en este momento.
En una entrevista con José María Aresté, dice Coixet que ella tiene muchas conexiones con el personaje de Patricia Clarkson. Una ejecutiva cuarentona, exitosa y la amante consuetudinaria, casi la novia, de David Kepesh, el Profesor David Kepesh, crítico literario, intelectual de televisión, con letrerito de ayuda contra el acoso sexual en la pizarra de la puerta de su oficina en la Universidad de Columbia. Lo que comúnmente se conoce como un viejo verde y muy culto, todavía de buen ver, pero a las justas, quemando sus últimos cartuchos.
Su táctica es el impacto. Seducir por el verbo a sus estudiantes de literatura, con música escogida y textos bellos. Su estrategia es ir fichando a la presa, para intentar caerle encima en la fiesta que ofrece a los estudiantes cuando terminan el curso y él deja de tener problemas. Después discute los pormenores de sus aventuras con George, su mejor amigo, un poeta exitoso, casado, con hijos y mil historias.
Kepesh sólo tiene las historias, para él la honestidad consigo mismo es lo primero. Además tiene un hijo cuarentón: Kenet, que no le perdona su tipo de vida y a Patricia, que es igual a él. Ella es lógicamente la contraparte intelectual-afectiva necesaria para mantener el equilibrio, en una rutina agradable y metódica, donde el goce y la soledad, determinan el paso del tiempo.
En la visión del universo emocional de Roth es “el amor lo que nos rompe, lo que nos fractura y nos vuelve débiles" y eso es justamente lo que le pasa a David Kepesh cuando conoce a Consuela, una estudiante con ascendencia cubana, que lo hace temblar hasta los cimientos de sus convicciones y en un momento en el que su futuro empieza a verse deshabitado. Este es un resumen muy sucinto de una historia compleja, en la que las cosas no son necesariamente lo que parecen.
Kepesh no solamente es un cínico. La película comienza con una referencia a Thomas Morton, el colono americano que intentó en 1624 establecer una colonia "liberal" en Estados Unidos, asociándola con las ideas de amor libre que se “democratizaron” en los años 60. Kepesh ha asumido como forma de vida un discurso intelectual y la joven Consuela no es una víctima del seductor. Pertenece a una generación en la que el sexo es algo mucho más lúdico y sobreentendido. Como quién dice a la generación post 68 y para ambos, el sexo es una reivindicación de valores firmes. La pornografía a la que recurre Roth sirve para mostrar que la honestidad en la intimidad es lo que hace al sujeto, al individuo, ser realmente libre y en eso el autor no hace distinciones de género. La novela para mi es brillante, explícitamente pornográfica y la contraparte es una película casi redonda, aunque mucho más pudorosa.
Mientras Roth hace uso del sexo explicito para demostrar la emancipación de sus protagonistas. Coixet plasma en el dialogo post coital las abismales diferencias entre los sujetos y construye la trama.
Para mí ésta película más que una lectura es un diálogo generacional. En el que a Coixet se le escapa la relación padre-hijo, que es muy importante en la novela, para entender o mejor, atisbar la reflexión de masculinidad, sin caer en el cliché y es que muchas veces las mujeres olvidamos que la paternidad asumida es una experiencia que nosotras tampoco podemos concebir.
Aunque esta es la primera vez que Coixet no está presente como coautora del guión, es ella absoluta responsable de la cámara y se nota. No es la devoción al texto el motor, sino la reflexión. Aceptar un encargo sin perder el toque de autor; como dicen los españoles: ¡chapo! Su forma de narrar es inconfundible y a Roth deberían darle el Nobel, con la misma argumentación que a Doris Lessing, es decir: por haber colaborado a la emancipación masculina. La monogamia burguesa, compuesta por una madre y un patriarca basada en guardar las apariencias de cara al público es destructiva y en cambio, la pornografía, el goce, etc., etc., derechos asumidos por todos los sexos.

Dirección: Isabel Coixet
Guión: Nicholas Meyer
Artistas: Ben Kingsley, Penélope Cruz, Patricia Clarkson, Dennis Hopper, Peter Sarsgaard, Deborah Harry, Chelah Horsdal, Sonja Bennett.
USA, 2008

Bandera Roja

agosto 12, 2009



Un hombre mayor con gorra
cruza en su silla de ruedas
el Checkpoint Charlie
y rueda en silencio
hacia el ocaso marrón
de la calle Wilhelm.

Esta es la zona de la muerte de los viejos
dioses, que desprecian la dignidad humana,
¿festeja aquí el absurdo
su triunfo final?
O camina simplemente
el sentido de la historia
a partir de esa lógica:
¿para cambiar a la gente
hay que encerrarla?

La imaginación al poder, ¡seguro!
Bonita palabra. ¿También pensaron en
la imaginación del carcelero?
Una bandera sangra
sobre la arenisca de
esta arena
una impresión agobiante:

¿Quién conoce todavía
el nombre de los matadores?
¿de dónde venían los toros?
Cuando estuvieron satisfechos,
¿fueron felices los pueblos?
¿en general necesitan felicidad los pueblos?
¿qué hacen con
la imaginación?

Esta Alemania, mi país:
Expresionismo, Auschwitz,
el Muro. ¿Dónde estaban
los poetas,
cuando los filósofos
mezclaron el cemento?

Absurdo talvez, pero yo también
pertenezco aquí.
Mis manos
reposan tranquilas sobre la madera
muerta de la torre de vigilancia, en frente
rueda el viejo de la silla
debajo de la bandera roja
rumbo a la plaza Thälmann.

Viejo, me escucho gritar,
¡uno no puede encerrar a nadie
si no tiene nada!

Viejo, escucho rodar la respuesta
alejándose de los muros de la ciudad,
¡todas las naciones
son cárceles!

¡Por supuesto! Saludo
el alma de los anarquistas
y me largo
de vuelta a mi
arena.


en Trozki, Goethe und das Glück, Munich, 1979. Traducción RM.

13.7.63®

agosto 08, 2009

Querida mamá, querido papá,
estoy plenamente conciente de la reacción que va a desencadenar esta carta; a lo largo de los meses en los que fue madurando, de alguna manera, lo que tengo que decirles, tuve tiempo suficiente para hacerme un cuadro de lo que iba a suceder.
(…)
Se que mi padre sabe y está convencido que he viajado a Londres solo para vagabundear y por Stella.
Esa suposición es falsa y en mi opinión sería peligroso emperrarse en ella. Es verdad que pueden obligarme con acciones legales a quedarme con ustedes en Frankfurt dos años más, pero tienen que estar seguros que apenas tenga la oportunidad, volveré a hacer lo hecho. Poco a poco me vuelvo insensible a las opiniones que tengan otros sobre mí, también a las suyas (ya que sé que mi padre piensa que soy un inútil, un inservible y un perdedor, en lo que, visto desde su perspectiva, está en toda la razón.) Soy feliz en mi vida, así sin demasiado dinero, sin comidas calientes u otro tipo de lujos. Podría estar en cualquier lugar en donde yo pudiera vivir para mí y no para otras personas. ¿Tengo que hacer algo que odio, sólo por amor a ustedes? Esos tiempos se acabaron.
No pienso ir bajo ningún concepto (no pueden obligarme) más al colegio. Quiero, como aquí, escribir mucho y mientras no pueda alimentarme de eso (de verdad que no necesito mucho, lo noto con alegría) trabajaré en cualquier cosa.
(…)
¿Por qué no pueden dejarme vivir como yo quiero? ¿Por qué no me dejan hacerme responsable de mi futuro? Acaso papá no se convirtió en un pintor, a pesar de que seguramente sus padres tenían otros planes para él. ¿Acaso no hizo él lo que quiso? ¿Y tú mamá? Se los suplico déjenme hacer lo que yo quiera, correr el riesgo.
(…)
Si me obligan a volver inmediatamente con la policía, tienen que tener la seguridad de que cuando tenga la oportunidad volveré a hacer lo mismo y cuando cumpla 21 años, no tendré ningún trato con ustedes.
Me da mucha pena arruinarles las vacaciones, sobre todo a mamá. No pude hacerlo de otra manera.
Si me escriben, conste que confío que ustedes no harán uso de otros métodos, háganlo por favor a la lista de correos en la Victoria Station Post office, London W1, porque me voy al campo por un par de días (Londres es terrible) a buscar un cuarto barato.
Espero que les vaya bien, por su propio interés, crean en todo lo que he escrito. Pronto les mandaré otra carta. Por favor no hagan que tenga que odiarlos.


Su Jörg








® „Ich habe eine Mordswut”, la correspondencia personal entre el poeta alemán Jörg Fauser (1944-1987) y sus padres. Editorial Paria; Frankfurt, 1993.

VII. No tengo miedo

agosto 04, 2009



Ciclo Imaginario de cine
“24 páginas por minuto”
o la literatura en el cine contemporaneo

Esta semana nos vamos con las pelis a Italia. Hasta la aldea de Acque Traverse, con la cámara de Gabriele Salvatores. Entre tanto uno de mis directores europeos actuales favoritos. “No tengo miedo” es una lectura de la novela del mismo nombre escrita por Niccolò Ammaniti y nos cuenta la historia de Michele, un niño de nueve años, creciendo en el verano más caluroso del siglo, 1978. Los campos de trigo: “Todo estaba cubierto de trigo. Las colinas, bajas, se sucedían como olas de un océano dorado. Hasta el horizonte trigo, cielo, grillos, sol y calor.
No tenía idea de cuanto calor hacía, uno a los nueve años, de grados centígrados entiende poco, pero sabía que no era normal.
Aquel maldito verano de 1978 se hizo famoso porque fue uno de los más calurosos del siglo. El calor entraba en las piedras, desmenuzaba la tierra, quemaba las plantas y mataba las bestias, encendía las casas. Cuando cogías los tomates en el huerto, estaban sin jugo y los calabacines pequeños y duros. El sol te quitaba el respiro, la fuerza, las ganas de jugar, todo.” La novela tiene dos planos narrativos bien definidos, por un lado están los adultos y por el otro los niños, dos interpretaciones del mundo, entre las que Ammaniti se mueve con una soltura asombrosa. La primera persona de la narración es capaz de describir plásticamente, con muchísimo humor y un detalle asombroso los paisajes, las situaciones, hasta llegar a construir una atmósfera enajenada. Completamente ajena a la paz de esta tierra de nadie, que podría estar en el campo de cualquier parte del mundo y que llega a rebalsar completamente la capacidad de entendimiento del protagonista.
Michele descubre entre las menudencias cotidianas de su pueblo a un niño, de su misma edad, encerrado en un hueco en la tierra del patio de una casa abandonada. Las posibilidades de ese hallazgo y de ese encuentro son completamente distintas a los nueve años. La prosa es una secuencia de imágenes vivas, en movimiento, en una cabeza inteligente y despierta, que sólo es capaz de comprender los acontecimientos dentro del marco que le han dado sus padres. Gente buena y sencilla, trabajadora y pobre, sin esperanza. Que ha optado por participar en un secuestro, como todos los adultos del pueblo.
Salvatores es tan fiel como puede al texto original. El director opta por un constante arriba y abajo en el enfoque de la cámara para acercar al espectador a la perspectiva desde la que se narran los acontecimientos y no tiene escrúpulos en mostrar la honestidad con la que los niños enfrentas sus miedos y/o su fantasía. La escena en la que Michele se decide a bajar al hueco, para ver qué oculta la manta de la que sale un pie es fascinante. Un fantasma, sucio y ciego, toma vida de pronto y le pregunta: “estoy muerto. ¿eres tu mi ángel de la guardia?” es conmovedora y el diálogo que se desarrolla podría parecer infantil sacado de contexto, pero en realidad hace referencia a un otro mucho más serio. ¿Cómo es posible qué, si somos cristianos, esto pueda ser posible? ¿Cómo es posible que los padres del fantasma no vayan a buscarlo? ¿Cómo es posible que hable un muerto? Cuando Michele se da cuenta que su secreto, no es un secreto, sino algo que ocultan los adultos. El miedo deja de tener sentido, porque el mundo deja de tener sentido. La autoridad pierde por completo su poder. Dios incluido.
Esta historia contada por Salvatores en 2002 y por Amaniti en 2001 habla de la violencia publica y privada y de su dimensión en la sociedad italiana. Actual, hoy todavía o sería mejor decir: hoy más que nunca. Vean y lean Gomorra, otra película-libro que se convertirá en un clásico de la era Berlusconi. La encarnación de El Padrino metro sexual del siglo XXI. De lejos y hasta ahora la etapa más oscura del país después del fascismo.

Dirección: Gabriele Salvatores
Guión: Niccolò Amaniti y Francesca Marciano
Artistas: Aitana Sánchez-Gijón, Dino Abbrescia, Giorgio Careccia, Giuseppe Cristiano, Mattia Di Pietro.
Italia, 2002

9.09.58

agosto 03, 2009

¡Querido papi!

(...)

En este momento leo „La historia de la revolución alemana” (entre 1918/19). Publicada por la Editorial Internacional de los Trabajadores en 1929. Los primeros años de la República de Weimar, vistos desde el lado comunista. Es de Kirn. ¡Fantástico!
¡Qué diferencia con la el discurso bombón rosa! ¡Ha! Sobre todo las ilustraciones increíbles, panfletos, recortes de prensa, afiches, etc., etc. Ayer que estuve donde Kirn, escuche por primera vez la Internacional. ¡Un instante edificante! ¡Fantástico!. Kirn me ha prestado varios discos con la Internacional, la Marseillaise, el himno polaco y el de la Unión Soviética. Ese es precioso, una verdadera obra de arte. ¡Fantástico…..!
Mohrle es el animal más vanidoso que he visto. No importa donde este, se lame. Es una locura observarlo. Viene a la sala de estar, nos mira con esa mirada entre melancólica-curiosa-llena de reproches y se deja caer pesadamente en el piso, donde empieza a lamerse. Rigurosamente. Entonces va hasta el pasillo, se deja caer pesadamente en el suelo y empiezan de nuevo las lamidas. Después se sienta en el diván. Incluso cuando tiene que saltar, tiene que limpiarse rápidamente antes, por lo menos las patas.
¡Eso por hoy!


Tu hijo Jörg













„Ich habe eine Mordswut”, la correspondencia personal entre el poeta alemán Jörg Fauser (1944-1987) y sus padres. Editorial Paria; Frankfurt, 1993.

Me caigo y me levanto

julio 31, 2009

...no toda recaída va de arriba a abajo
porque arriba y abajo no quieren decir gran cosa
cuando ya no se sabe donde se está.
Probablemente Icaro creía tocar el cielo
cuando se hundió en el mar Epónimo
y dios te libre una zambullida tan mal preparada...

de Ultimo Round, Julio Cortazar, 1969. video

LaMalaPalabra: Mujeres grafiteando

julio 30, 2009



Los paceños de mi generación saben que, las mujeres creando son el movimiento social y cultural urbano más importante del país. Esta es la acción de base realmente constructiva. Lean, lean....

LaMalaPalabra: Mujeres grafiteando

VI. Persépolis

julio 29, 2009


Ciclo Imaginario de cine
“24 páginas por minuto”
o la literatura en el cine contemporaneo


Todavía recuerdo el día que fui a ver esta película. Estaba con la Niko, era un lunes, un Blaue Montag cómo llaman algunos cines al día de descuento y entramos en el FSK. El cine que está en Oranienplatz, en el mismo centro de la provincia de Kreuzberg. Uno de los lugares clave de mi Heimat.
Me encanta esa palabra alemana, porque podría sonar turca también y señala el sentido de pertenencia a un espacio físico determinado. Por eso puede ser un pueblo o un país, pero también un paisaje o una región, incluso un idioma. Ese es el uso que le da al menos uno de los críticos literarios más conocidos del alemán y un sobreviviente judío del Getho de Varsovia: Marcel Reich-Ranicki. Leí en una entrevista que es su amor al idioma alemán y a la literatura alemana, él que le dio la fuerza necesaria para, de alguna manera, ser capaz de ayudar a reconstruir la cultura de este país después de la guerra. Él se quedó aquí a pesar del Holocausto, concentrando toda su pasión en los libros que habían quemado los nazis. Quería probarse a si mismo tal vez, que la barbarie es sólo una de las posibilidades de cualquier cultura. Yo creo que Reich-Ranicki leyendo, como crítico y como víctima, demuestra con su vida un valor admirable. Aceptó hacerse responsable de la construcción de un camino común, ayudando honestamente a rescatar lo rescatable.
¿Qué pasa cuando ya no quedan libros? ¿Cuándo un autor debe renunciar a su idioma y a la dimensión geográfica para poder hacerse responsable de ese camino común? ¿Cambia el sentido de Heimat? Esa fue una de las dudas intelectuales más importantes después de ver Persépolis. Yo no sé cómo habría narrado Marjane Satrapi su autobiografía si no hubiera tenido que hacerlo en francés y ante un público ignorante. Si hubiera podido comunicar directamente con el pueblo sobre el que habla ¿cómo lo habría dicho?
La autora tiene un gusto finísimo para guiar al espectador a través de la historia de su país y la de su familia, pero también para mostrar la fragilidad del emigrante. Su mundo sin contexto, en medio de una sociedad indiferente y hostil, que no sólo está lejos de ser perfecta, sino que cada vez está más lejos de los valores que teóricamente representa.
La transformación que sufre el concepto de “occidental” a lo largo de la película es fantástica. Satrapi hace que sea un adjetivo para caracterizar a su familia en Irán. Son ellos los que están conectados con el mundo y son los que encarnan los principios de modernidad y además, los que por generaciones han sido activos en la discusión del destino de su país. Después cuando con 14 años tiene que irse a Viena para escapar de la guerra y de la revolución islamista, lo occidental se transforma en la frontera natural para diferenciarla de sus semejantes. Pasan los otros a ser occidentales y ella es tan extraña en ese mundo supuestamente abierto, que termina volviendo a Irán. Sólo para darse cuenta años más tarde ya en Teherán que se tiene que volver a ir, porque lo occidental es en resumidas cuentas, pura cuestión de fe. Producto del sincretismo de distintos principios éticos que ponen al individuo en el centro de la cultura a finales del Siglo XX, entre dios, Marx y el feminismo.
Satrapi corre el riesgo de encarar Heimat como un concepto cultural, que rebasa las fronteras geográficas, las razas, los idiomas y pone al descubierto a los millones de personas en la periferia del “mundo civilizado” que comparten los valores sociales de Occidente, es decir que son occidentales, pero que no son reconocidos por Occidente más que como un factor estabilizador del sistema económico y si, la extranjería cambia la idea de pertenencia. Lleva a la gente a crearse mapas ficticios en los que Heimat es una calle de Berlín que termina en el lago Titicaca o la brisa del mar Caspio corriendo por París y si, pertenecemos a una generación además, a la que casi le resulta imprescindible cambiar de idioma para poder hacerse cargo de la construcción de un camino común en sus lugares de origen. Según últimos datos de Naciones Unidas 200 millones de personas han abandonado sus países en los últimos 20 años. En los últimos diez, por primera vez en la historia de la humanidad, somos prácticamente la mitad de los migrantes chicas. Las remesas que envían a sus casas l@s caminantes, son para muchos países más importantes que las sumas que perciben en concepto de ayuda para el desarrollo, físico y espiritual.
Esta película tiene muchas lecturas posibles, está es sólo la menos común de todas ellas. En cualquier caso vale la pena verla. Demuestra que la novela gráfica es un gran género literario y que hay historias que, para soportar el drama, es mejor verlas en dibujos animados.

Dirección y guión: Vincent Paronnaud y Marjane Satrapi
Animación: Cecile Dubois-Herry, Christian Desmares, Damien Barrau, Florian Fiebig, Jung Wang, Nathalie Mathé, Pascal Chevet, Thierry Peres
Francía/ USA, 2007
 
Design by Pocket